4 dic. 2012

Dormitorio Mirasierra

Proyecto de Reforma e Interiorismo





En este proyecto se realizó una reforma que constistió en añadir una terraza sobre pórtico al dormitorio. De esta forma se consiguió ampliar el dormitorio, el baño y sacar un vestidor. 
Desde el vestidor se accede mediante una puerta corredera empotrada en la tabiquería, al baño en forma de "L" con bañera, ducha y doble lavabo.
En la reforma se había previsto la aparición de algún pilar y viga y aunque muchas veces aparece donde se preveeen está ocasión hubo que cambiar la distribución y reforzar la estructura existente.
La distribución se cambió haciendo una  simetría del baño al vestidor y se reorientó la cabecera, quedando incluso mejor ya que después apareció el muro de ladrillo en el que se situó la cabecera de la cama.
La estructura se reforzó según el proyecto técnico de arquitectura con una IPN, conservando el pilar metálico y añadiendo otro que queda oculto.
En la realización de las rozas se descubrió un doble tabique que se eliminó y apareció el muro medianero de aparejo inglés de ladrillo de tejar.  
El ladrillo de tejar está hecho a mano de forma artesanal, y tiene una forma más imperfecta e irregular de lo que estamos acostumbrados, en eso precisamente radica su belleza, por ello se decidió rehabilitar el muro e incorporarlo a la decoración de la habitación convirtiendo ese paramento en elemento principal por su acabado.
Se restauró aplicando tratamiento de devastación, limpieza y tratamiento antihumedad y sellado.
Para conseguir más luz se abrió un tragaluz en cubierta en el centro del dormitorio, consiguiendo con ello una más luz natural, que era una de las máximas prioridades de los propietarios.

En cuanto al mobiliario se optó por un estilo Ecléptico en el que la mezcla de estilos y materiales permitía crear un espacio dinámico y elegante. 
Para ello se utilizaron piezas como una pizarra, unas cortinas de terciopelo heredadas color violeta con un tornasolado rojo absolutamente espectaculares, que se combinaron con estores traslúcidos y se sujetaron con unas abrazaderas muy rococó con cordón y borlones en dorado, una antigua reja que fué el elemento en el que más acabados se valoraron, decidiendo al final por un estuco gris envejecido plata, dos contenedores industriales de hierro pintado que se colocaron de mesillas y se utilizó el sobrante de la IPN para realizar el otro auxiliar del lateral de la cama cortándolo en dos piezas, que se utilizarón crear una original estantería que hace las funciones de mesilla de noche y librería.

Se añadieron más piezas, como una alfombra de piel de vaca, la butaca Platner, dos lámparas de sobremesa de latón restauradas....muchos detalles elegidos minuciosamente que completaron un ambiente muy personalizado.


Todo el proyecto se pudo llevar a cabo de esta forma gracias al entusiasmo, disposición e implicación de los propietarios.