15 abr. 2013

Paleta de blancos, grises y tostados

Muchas veces cuando estamos eligiendo la pintura para una vivienda, estancia o local, los propietarios me comentan que quieren pintar en ese color "garbanzo" que tiene su amiga, o en ese gris raro que no es el gris de siempre, y cuando acuden a la tienda o al pintor, se pierden con el Pantonero o con las muestras que les hacen en la pared.

Hay que tener claro de donde provienen los blancos y los grises, porque blancos y grises hay  muchos, todos parten de un color base y se van aclarando cuando los mezclamos con blanco y oscureciendo-agrisando cuando mezclamos con negro.

En la paleta podéis ver del color puro que partimos, en este caso, marrones, negros, ocres, podríamos partir de cualquier otro color puro, azules, verdes, rojos y añadirles negro, blanco para conseguir gamas de grises y blancos.
Las dos primeras filas de Marrón chocolate y Marrón, no serían grises porque no llevan negro en su mezcla, pero el efecto visual que nos produce al agregar blanco es una gama de grises que yo llamo grises falsos hasta llegar al blanco roto, que es también un blanco falso, porque el blanco puro no llevaría ningún color, es la ausencia de color (negro para color luz).
Lo más importante es saber de que color se parte para obtener el gris o el blanco que deseamos, como veis los colores de la derecha son de los que partimos y según vamos añadiendo blanco conseguimos "grises y blancos".
Los "grises" que parten de Marrón chocolate son unos grises muy cálidos porque dejan entreveer el rojo que marca el tono del color inicial, y los que genera el Marrón puro son más frios pero no tanto como los obtenidos del negro. Son bastante utilizados como los grises "raros" que os comentaba antes.

Los que parten del negro puro son los más fríos pero de gran efecto de contraste contra colores cálidos.
Y por último los obtenidos a partir del ocre son los que generan beiges, cremas, etc.

De cualquier mezcla de color o color , se pueden obtener grises y blancos falsos. Si el mobiliario y las telas de una habitación se basa en colores azules y queremos pintar la habitación de blanco, es conveniente añadir unas gotas del azul predominante en la mezcla de blanco para obtener un blanco roto levemente azulado que creará un ambiente más uniforme y a simple vista se percibirá como blanco.

Un truco para tener claro el color es pensar de que color base partiríamos para conseguir nuestro gris o blanco especial.